jueves, 1 de marzo de 2007

Año de España en China


Leo en la prensa oficial, con la solemnidad que le caracteriza y con el paternalismo propio de los que creen que escriben para idiotas, el siguiente titular "España redobla su apuesta comercial por el mercado chino" y de nuevo, vuelve aparecer la famosa cifra de los 690 millones de euros. Esta vez en el marco de las celebraciones del "Año de España en China".


Esta iniciativa surge a propuesta china y como antecedente más cercano en el tiempo se encuentran las celebraciones de los años de Francia e Italia. El año galo fue eminentemente cultural, los franceses hicieron gala de su chauvinismo por el que se han ganado reconocimiento mundial e invadieron China con su grandeur. Unas cuantas exposiciones, iluminaron una de las puertas emblématicas de Tian An Men con la tricolor y todos contentos a casa.


Al año siguiente llegaron los italianos, estos siempre mucho más pragmáticos, dejaron la cultura a un lado y se centraron en los negocios que en el país de la bota suele ser cosa de la familia. Trajeron al primer ministro, al mismo que ahora quieren echar, y de su mano 400 empresarios dispuestos a comerse el mundo. No sé que tal les iría en los negocios pero por lo visto con las chinas les fue muy bien.


Y por fin nos toca a nosotros, parece que los que guardan la llave de los dineros públicos ya han dado el pistoletazo de salida en esta carrera de ministerios locos para ver quien es capaz de anunciar la mayor dotación presupuestaria. Luego, la cifra de los 690 millones irá encogiendo a medida que ministerios, comunidades autonómas, agencias de promoción exterior de nivel nacional, agencias de promoción de nivel autonómico, ayuntamientos y resto de entidades vayan metiendo mano al botín y mientras tanto el empresario de turno ya lleva tiempo en China, dejándose engañar como si de un chino más se tratara.


A mi sinceramente, todo esto me recuerda a los famosos chistes que contábamos de niños. Se reúnen un francés, un italiano y un español con los representantes de la prensa oficial para discutir cual es la mejor manera para promocionar su país en China.

El primer año llega el francés y dice "yo hagia un gran exposision de todo lo que gepresenta la Francia e iluminagia el sielo con la bandega mientras suena la Magsellesa y así los chinos me conocegian y me compragian mucho vino franses que es el mejog"

El segundo año llega el italiano y dice " MA QUE COSA DICI... IO FARIA UNA GRANDE REUNION CON MUCHOS HOMBRES DE NEGOCIOS, CON MUCHA GOMINA Y CON SAPATOS DE PIEL COCODRILO Y PARA CONQUISTARE EL MERCADO CHINO, PRIMERO CONQUISTARIA LAS SUAS DONNAS¨

Por fin, llega el español y dice "no sé si a mi los negocios no me interesan, a mi ejque me han pagao el viaje porque mi amigo antes tenía un todoasien pero nosotros hemos venio a comprar relojes de esos de imitasión, una play esteishon para mi chiquillo y un borso cuchi pa mi señora. por sierto, usted no sabe a que hora es la sena con la Visepresidenta?"

1 comentario:

Aorijia (Olga) dijo...

Joer, pues tienes más razón que un santo.

Ojalá supiéramos vendernos mejor, "enverde" dedicarnos a chupar hasta la última gota del botijo presupuestario. En fin, qué se le va a hacer.

Saludos, y enhorabuena a mí por haber descubierto tu blog. (Para ahorrarte esfuerzos: Yo entro en la categoría de "sabelotodo insoportable").

Hasta tu próxima actualización. Ciao!