lunes, 5 de marzo de 2007

Recomendaciones para viajar en el metro de Shanghai



1. Evite las horas punta. Básicamente, las que van desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche.

2. Viaje siempre con saldo en la tarjeta de transporte, de lo contrario hay que hacer cola para comprar los billetes. NO espere su turno, aproveche su corpulencia para ganar la posición y no dude en utilizar los codos si cualquiera intenta colarse.

3. Cuando se abran las puertas del metro, entre al vagón sin vacilaciones. NO espere a que salgan los otros pasajeros, puede ser acusado de kamikaze y corre el riesgo de perder el tren o peor aún de acabar en las vías.

4. Lleve la indumentaria adecuada, el equipo de portero de hockey sobre hielo viene muy bien. En caso de que no tenga, un equipaje de fútbol américano también le puede servir y sobre todo no olvide el calzado de seguridad con puntera y talón reforzado.

5. Cargue cualquier tipo de bulto, cuanto más grande y aparatoso mejor. No es obligatorio pero si muy recomendable Si en un momento dado se encuentra rodeado y sin salida, le puede ser de gran utilidad, utilícelo a modo de Bulldozer.

6. Durante el trayecto, contenga la respiración. Si usted no es experto buceador o no practica amnea, utilice mascarillas. Sánchez Dragó dijo algo parecido del metro madrileño y la dictadura de lo políticamente correcto le obligó a ponerse unas orejas de burro y a pedir disculpas. Espero que ningún censor lea mi pequeño espacio de libertad.

7. Cuando se abran las puertas en su parada de destino, no intente salir, espere a que suban los nuevos pasajeros, de lo contrario puede ser acusado de kamikaze y corre el riesgo de quedarse en el tren o peor aún de acabar en las vías.

8. Por último, y esta es la única que no se puede tomar a broma. NUNCA de limosna a los niños esclavos que trabajan en el metro, sé que resulta descorazonador no hacerlo pero es la única manera de acabar con las mafias que someten a estos pequeños Oliver Twist del S.XXI. No lo digo yo lo dice UNICEF

4 comentarios:

Claudia dijo...

Tendré muy en cuenta todas tus recomendaciones para usar el metro de Shanghay por si algun día voy, pero después de leerlas, doy gracias a Dios por el metro que tenemos en MEDELLÍN!!!

come me le fue, mi doctor dijo...

Mi buen doctor, haciendo acopio de energia, que a estas horas del dia en Europa son pocas, entro en su "pequeña caja de las maravillas" que es su blog, con la espera de encontrar algo nuevo y excitante, escrito por ese intrepido MABLOG. Me estoy dando cuenta ( muy a mi pesar )que todos los dias despierto con esa Meg Ryan en "tienes un e-mail" esperando ansioso su comentario diario de un mundo, que si no conociera un poco, diria irreal y fruto de su calenturienta mente. Hoy, MABLOG haciendo y ejerciendo de Europeo que salio el pasado viernes de fiesta brasileña en el Bund, no ha escrito nada y lo que es peor, estara rumiando su resaca y sus pensamientos " que co.o , hago aqui? ".

Como necesitaba inyectarme en vena " literaria, se entiende " algun ingenioso articulo de Voace, he descubierto este del metro de Shanghai, el cual me ha maravillado y he pensado que un anime de esta situacion, al modo de "Heroes" seria un bombazo estructural, solamente por que la gente creeria que voace es un iluminado y visionario del anime, la sencilla verdad es que lo que voace cuenta, es verdad. Mi limitada experiencia con este ser del averno llamado "metro de Shanghai" se remonta al septiembre del 2005 cuando despues de salir de la feria, quisimos tomar el metro, como medida turistica para volver a nuestro hotel en el centro. Craso error, mi doctor, ciertamente, era hora punta 17.35 pm, nunca, repito nunca, he visto semejante horda humana desbocada en una explanada, supongo que mas o menos asi debian ser los ataques del gran Atila. Tuvimos que suplicar a un taxista que nos devolviera a un rincon civilizado de esa megaciudad de la luz y color llamada Shanghai, aprovechando nuestro miedo a este simpatico medio de transporte, el avezado taxista, sextuplico la tarifa para devolvernos a nuestro hotel por la modica cantidad de 300 Yuan. Despues de tamaña vision, ahora comprendo que sentian los marineros al intentar atravesas escila y caribdis, con sus monstruosas bocas abiertas de par en par para tragarselos....

Gracias a dios, llegamos sanos y salvos ( en un taxi en Shanghai, es mucho decir, pero, esto es otra historia, que mas adelante, podremos glosasr) y con la promesa de que nunca volveriamos.....

Anónimo dijo...

Estimado lector.

Jump Tomorrow publica articulos de lunes a viernes. Los fines de semana, el equipo de redacción los dedica al trabajo de campo y a la documentación

En cualquier caso le agradecemos su fidelidad y su participación en esta plataforma de expresión libre.

Atentamente,

El equipo de Jump Tomorrow.

Mablog dijo...

Lamentablemente, la realidad se empeña en superar la ficción...
http://www.shanghaidaily.com/sp/article/2007/200707/20070716/article_323490.htm