lunes, 11 de junio de 2007

Shanghai Architecture Design and Urban Planning Exhibition

Shanghai se ha convertido en la nueva tierra prometida para cientos de arquitectos en busca del proyecto de sus vidas. Cualquier idea por disparatada que parezca tiene posibilidades de convertirse en realidad siempre y cuando cuente con el apoyo adecuado. El ejemplo más claro podría ser la Torre Perla de Oriente.

Ni el dinero ni las leyes urbanísticas son una restricción. El único limite parece el impuesto por las leyes naturales y a veces es posible engañarlas. Como resultado, los principales despachos de Arquitectura internacionales están presentes en el mercado para hacerse con su parte de la tarta. El "efecto llamada", alimentado por obras faraónicas y por la Expo Universal de 2010 es incesable y el mercado empieza a saturarse. Aún así las miguitas de esta tarta pueden saciar egos y alegrar balances de situación.

Este fin de semana se ha celebrado la Shanghai Architecture and Urban Planning Exhibition, una de las muchas ferias que el sector celebra en China. Las expectativas eran altas pero el visitante novel podría llevarse una tremenda decepción. El recinto ferial es pequeño, laberíntico y no está preparado para albergar eventos internacionales. Los stands vacíos, inacabados o atendidos por personal somnolente no contribuyen a mejorar la imagen de la feria.

Y, a pesar de todo, los americanos, japoneses, alemanes, franceses, italianos... estaban presentes. Los españoles nos hemos quedado cortando el jamón para las celebraciones del año de España.

2 comentarios:

Aorijia dijo...

¿Celebraciones del año de España? Cof, cof, ¡pero qué tos me ha dado!

Seguro que de entre todos los tenderetes apretujados saldrá alguna genialidad.

Josema dijo...

Menos mal que no soy el unico que predica en el desierto... a mi tambien me pone malo la ausencia de nuestros compatriotas en esta y otras ferias. Luego decimos que China es un mercado "dificl". En fins.