lunes, 4 de junio de 2007

Halfpats: Los medio expats

Los amantes de las etiquetas y de los nombres ingeniosos están de enhorabuena. A partir de ahora ya tienen una nuevo calificativo para denominar a los extranjeros que residen y trabajan fuera de su país y no se trata de "inmigrante de mierda" que ese ya se inventó hace mucho tiempo. Ahora lo que realmente se lleva es el halfpat.

Cuando los trabajadores del llamado primer mundo son destinados a países en desarrollo, exóticos o a lugares que no aparecen en los mapas reciben el nombre de personal expatriado o expats. Los expats son directivos altamente cualificados, con amplia experiencia en su sector de procedencia que reciben el encargo de poner en marcha las operaciones en el país de destino y contagiar de su sabiduría y experiencia al equipo local. A cambio, su retribución suele alcanzar cifras de 6 dígitos y a esto hay que sumarle el package (casa, conductor, viajes, seguro médico...).

Pues bien, el expat cotiza a la baja en China. El hafpat está de moda. Un halfpat equivale a medio expat o en otras palabras, es un expat mileurista. Las principales razones del fracaso de los expats hay que buscarlas en la falta de conocimiento del país de destino, desconocimiento de la cultura y del idioma. Caldo de cultivo para la aparición de malentendidos, problemas y choques culturales que a la larga acaban mermando la moral del expat y precipitando su huída, bien a otro destino bien a su país de orígen.

Por contra, el compromiso del Halfpat con el país de destino, en este caso China, es mucho más estable. El Halfpat lleva de 2-5 años en China y por tanto, ya conoce los usos y costumbres de la cultura local y el idioma. Además de poseer una red de contactos extendida por todo el país que no conviene desestimar. En definitiva, la probabilidad de éxito del Halfpat en China es mayor que la de su competidor el Expat.

Las empresas se deben enfrentar al trade-off. Experiencia en el mercado de destino o experiencia en la empresa. Desafortunadamente, ambas cualidades es muy difícil encontrarlas en una sola persona.

Richard Brubaker, Director de China Strategic Development Partners es el padrino del término. Ahora solamente, queda dar nombre a aquéllos ejecutivos que sin abandonar la residencia en su país de origen, viajan de manera frecuente a China, algunos cada mes, para hacerse cargo del negocio en cuestión. Bipats, Nopats, Inpats?... Qué alguien arroje un poco de luz en esta cuestión!

1 comentario:

Ximo dijo...

También podrían poner etiqueta a aquellos que van a un país que tampoco sale en el mapa de listillos a hacer fortuna y acaban peor de lo que estaban, se les podría llamar xupats.
Los que para ir a la oficina no cogen el paraguas, xopats.
Los que hacen tanta fortuna con el negocio que se dedican a..., bueno llamémosles empipats.
Bueno paro de seguir con la chorrada, estoy en época de exámenes así que posiblemente esto sea lo mejor que salga de mi hoy. Saludos mamón, spero que estés guay. Seguro que si. Un abrazo!