viernes, 15 de junio de 2007

Radiografía de un Expat III

Con las cuatro radiografías de hoy, se pone fin a la trilogía de los expats. La gracieta, al igual que Torrente, ya no da para más.

El recién llegado. ¿Quién no se ha encontrado en alguna ocasión con algún newbie? Ultimamente, levantas una piedra y salen unos cuantos. Todo en ellos es entuasiasmo y excitación. Desafortunadamente, no es algo contagioso.
Durante las primeras horas en China, en algunos de ellos se advierte la presencia de la larva que meses o simplemente días más tarde dará lugar a un vistoso sabelotodo.
La ineficacia del Bank of China, los problemas con la ayi (sí las pobres ayis, otra vez)... todo acaba copando las conversaciones y las sobremesas. Todos pasamos por ahí en algún ocasión pero, Señores, no dimos tanto el coñazo!

El whatdoyoudo. Este es un ser social por Naturaleza. Rousseau se inspiró en él cuando escribió el Contrato Social. Es posible encontrarlo todos los jueves en las reuniones de Networking de la Cámara de Comercio australiana, de la cual es el Presidente. Los martes asiste al Stammtisch alemán donde gracias a su bisabuelo bábaro también es el Presidente. También preside el Foro Internet e Información, la Confederación India de Industria y la Sociedad de Mujeres Profesionales Expatriadas de Beijing.
El Whatdoyoudo te vigila. Conoce todo de ti. Es amigo personal de tu jefe en España, también lo era de tu antecesor y ya conoce el nombre de la persona que te sustituirá.
Aunque en su tarjeta se presente como Consul Honorario de Chile en Zaragoza, alguién realmente sabe a qué se dedica este tío??

El Broda. El Broda es fácilmente reconocible y no sólamente por su color... negro, por supuesto. Su vesturario es el faro que ilumina al resto de la colonia. Destaca su gorra con la inscripción plateada KING y sus collares a juego con sus zapatillas. Se desplaza a los partidos de fútbol de los jueves con su moto Chopper tuneada edición exclusiva. La envidia del barrio.
El Broda llegó a China con Kenya Airways con las maletas vacías pero con 223 kilos de exceso de equipaje que coló por que su primo trabaja en el Aeropuerto de Nairobi. Su misión era hacerse cargo del negocio familiar de Import-Export. Aquello no acabó de funcionar, el visado le ha caducado y ahora no sé sabe muy bien a qué se dedica. El dice que es DJ.

El Bloguero. Este es el más plasta de todos. Acaba de descubrir la pólvora con esta tontería de las bitácoras digitales. ¿Qué te ha parecido mi última entrada?, ¿Ya me has leído?, ¿Ponme un enlace?. Hazme un clic en la publicidad, anda payo dame un euro.
No es que no te escuche cuando le hables es que está pensando en su próximo post. Cuando finalmente te escucha y le preguntas que tal le va todo, se enfada contigo porque ya lo ha contado en su blog. Lo dicho, insufrible.

2 comentarios:

Aorijia (Olga) dijo...

¡Jajaja!

¿Y tú, perteneces a alguna categoría? Oh, oh, ¿no serás de los "blogueros"? A partir de ahora prestaré mucha atención tus anuncios, que con 1 eurillo en China da para muuuucho. Con poco que se ahorre, da para una fragoneta llena de malacotones :-P

Esta trilogía ha estado muy bien. Ciao, ¡buen finde!

Josema dijo...

Jeje, buena trilogia, brother (he dicho brother, no broda, eh?)

Mira que eres malo, ponernos a los blogueros de chupa de domine... pero probablemente tengas razon, todo expat que se precie tiene que tener un blog para dar la chapa a la familia y los amigos. Antes en todas las familias habia un vendedor de seguros, ahora hay un bloguero. La vida, que evoluciona.