martes, 18 de marzo de 2008

¿Boicot sí o Boicot no?

En cualquier negociación cuando se quiere contentar a las dos partes por igual, se acaba por no contentar a ninguna. Cuando se tiene un blog y se quiere ser equidistante y neutro o bien te vuelves invisible o bien te llaman tibetano (Silochi ahí has estado muy bien). Entre tú y yo a mi lo que pase entre China y Tibet me importa más bien poco y no seré yo el que haga de vocero del Dalai Lama que para eso ya tiene a Richard Gere que además es mucho más guapo.

Está claro que hay que tomar partido por uno de los dos aparatos de propaganda uno con base en Beijing y el otro con base en Dharamsala (India) y a ver quien es el guapo que es capaz de obtener información independiente, Richard??. Qué me avisen cuando se acabe la partida.

Es el problema de ser extremadamente permeable que crees que todo el mundo tiene razón y por tanto que todo el mundo es bueno, ChinoChano la tiene y es que cuando no la he tenido y aunque sea a regañadientes me voy a poner detrás de la pancarta con él, al menos por hoy. No al Boicot, sí a Adidas y a sus anuncios. Ex-Kowalinsky también como siempre y si mañana saca la pancarta, seguramente también me ponga detrás de ella a sacudir al COI, al Gobierno chino, al Dalai Lama o a quién se ponga por delante.

2 comentarios:

Ex-Kowalinsky dijo...

Debe ser realmente divertido esto de vivir en China y ver que los chinos de arriba no son muy diferentes a los yankees de arriba o a los Brasileños de arriba o incluso a los nigerianos de arriba.

ah, y a mí tampoco me cae bien el Dalai Julai.

LOOLA dijo...

Pues a mí los chinos me siguen dando yu-yu, que sus arroces tres delicias, que si su perro a la naranja, que si piruletas con un escorpión en el caramelo y esos ojos rasgados que parecen saberlo todo... uy, uy...

Besos brujazos!