martes, 11 de marzo de 2008

Frozen in Shanghai

Hay maneras y maneras de dar la nota, el mob es otra más. Creativa y absurda por igual pero sobre todo cool porque proviene de New York City y no de Bamako. Las gracietas son variadas e imprevisibles cuyo denominador común suele ser la confusión, la perplejidad de los otros pero sobre todo el narcisismo youtubiano de los que participan.

La moda ha llegado a China. El sábado pasado en la calle peatonal más concurrida de Shanghai, un grupo de unos 50 amateurs, ensayaron con éxito su obra "Frozen in Shanghai" consistente en hacer la estatua humana durante 5 minutos. Cierto es que Shanghai vive escenas mob de manera continua sin necesidad de que nadie las convoque vía Facebook. Lo cotidiano supera la ficción de Youtube.

Había varios factores que podían acabar con los Congelados en Shanghai, disueltos como azucarillos. La indeferencia propia del pueblo chino ante la masa humana o la repentina curiosidad ante lo nuevo capaz de congelar toda Nanjing Lu. Cualquiera de las dos habría sido posible. Ni lo uno ni lo otro, al final fue la policía, la encargada de bajar el telón.

Hay que reconocer que a la policía cada día se lo ponen más difícil ya que en la academia no les enseñan a cómo actuar en caso de que un grupo de 50 extranjeros decida congelarse en medio de la calle. El marrón se lo comió el oficial que hablaba inglés que en tono cordial les explicó que la ley china no autoriza este tipo de eventos a pesar de la belleza de su lenguaje corporal.

No hay comentarios: