viernes, 4 de abril de 2008

Los Juegos Olímpicos: la excusa perfecta.

El ruido mediático sobre China es evidente. De repente, Coco de Barrio Sesamo se hizo mayor y periodista. Mass media internacional: Tibet bueno, China mala. Mass media nacional: Tibet malo, China buena. A parte de la periodismo de dummies que todo lo impera, en China existen otros asuntos que se cocinan a fuego lento y para los que a Coco no le han dado ni cuchara.

Los Juegos Olímpicos están sirviendo de excusa perfecta para hacer unas reformitas en el hogar: manita de pintura, muebles nuevos, restauración de la fachada... una pasta y además una parte pagada en dólares y euros. Los asuntos internos se han quedado debajo de las alfombras, al menos hasta que el Nido de Pájaro se quede sin pájaro el 24 de agosto. Lo normal en estos casos es que los invitados alaben el buen gusto cuando estén dentro y critiquen cuando estén fuera que por algo se llaman invitados.

Las condiciones para obtener un visado se han complicado y la estancia máxima no supera el mes, cualquiera diría de nuevo que los JJOO son el motivo aunque también podría ser una manera creativa de mandar clientela a las aerolíneas.

Hu Jia, un activista del que nadie se acuerda ha sido invitado a que vea la ceremonia de inauguración de los JJOO en una cómoda celda por cortesía del Estado al que intenta subvertir. A los maricas de Pekín les cierran sus bares clandestinos y sus casas de masajes para que no se pierdan a los supermazas en la carrera de 100 metros y a los millones de usuarios de blogspot les abren las puertas de la blogosfera para que la llenen con sus berridos preolímpicos.

Viva el Baron de Coubertin!

1 comentario:

LOOLA dijo...

Tú ya sabías que la vida era política, así que trágate la ironía y presentame a algún pekinés que esté haciendo sus pinitos en la blogesfera.

Un besillo brujo!