lunes, 19 de noviembre de 2007

Food and Hotel China 07




FHC es una de las ferias más importantes que sobre alimentación se celebran en China y este año será recordado por la masiva presencia española. Un total de 137 empresas formaban parte del flamante pabellón español más algunas otras, entre ellas una marca de aceites muy conocida, que preferieron instalarse por su cuenta y todo esto sin incluir instituciones, asociaciones sectoriales, cámaras de comercio y otros institutos regionales de promoción del comercio exterior que en España existen para llenar un recinto ferial entero.

Y es que España está que se sale. Ola, desembarco, gigante asiático y resto de lugares comunes podrían resumir el artículo de El País y aunque sin dejar de ser cierto que la inversión española en China ha aumentado considerablemente en los últimos dos años, todavía queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar a nuestros socios o competidores europeos. Esta tendencia no puede más que aumentar en un futuro próximo y mientras sigan pintando bastos para algunas de las blue chips españolas en América Latina es posible que el crecimiento de Inversión Española Directa en China sea aún mayor.

Desde el punto de vista español, podría considerarse que la feria ha sido todo un éxito y no sólo por la alta participación de empresas, también por la calidad de las actividades paralelas, la presencia de creadores de opinión y en general, por otros pequeños detalles como el reparto de directorios en chino que ayudan a crear imagen de la casi siempre desconocida Xi Ban Ya. Lástima que el protocolo sobre cárnicos no permite cortar jamón en las ferias. Siguiendo con el simil de Manuel Sola, el tsunami de derivados del cerdo en China todavía tendrá que esperar.

Ahora corresponde a las empresas realizar el seguimiento de todos los contactos establecidos durante esta feria y confiar en qué todos los esfuerzos realizados en estos días, fructifiquen en un futuro no muy lejano y las estanterías de los supermercados chinos se llenen de productos españoles. Qué más de uno aprovechó la subvención del viaje para irse a ver a Nadal y Ferrer en el Master Series.

1 comentario:

Ximo dijo...

Que poca visión de negocio por tu parte, al leer el primer párrafo de tu post, pensé que acabaría con una declaración del tipo: "y ahí es donde empezó la puesta en marcha de mi franquicia comercializadora de paella valenciana en el gigante asiático..." una vez más has desaprovechado la oportinidad de hacer fortuna y ser un expat adinerado y ostentoso. En fín, da igual...se te quiere. jeje