jueves, 18 de octubre de 2007

XVII Congreso del PCC


Nada mejor resume el XVII Congreso del Partido Comunista como la reacción del viejo camarada de la séptima fila y es que cuando ni los propios periodistas se ponen de acuerdo en lo que ha pasado en la reunión es porque en realidad no ha pasado nada. La isla de la discordia, el medio ambiente, los pobres, la democracia no es para nosotros... en fin, lo de siempre. Ni tan siquiera se puede aplicar el tan recurrido que algo cambie para que siga todo igual.

Capitalismo con características chinas para rato. Así no es de extrañar que Hua no despierte de su letargo.

1 comentario:

kowalinsky dijo...

Buenísimo.

La verdad es que cuando uno piensa en todo lo que podría ser China y en todo lo que no es, acaba por decidir que es mejor no pensar.